NoAMAnda: Cuentos de Hafsa II

miércoles, noviembre 29, 2006

Cuentos de Hafsa II

Más de mi asombro no salía, pues el dulce aroma de su cuerpo me envolvía, de tal forma que al despertar aún olían mis sentidos su candor. El cautivador olor provenía del último regalo que mis manos entregaron el día en el que 33 años atrás, sus ojos vieran la luz del alba, y su piel recibiera el rocío de la madrugada.
Padre me había traído este pequeño regalo dentro del único fardo de especias de su última ruta. Según nos contó, -después de la ciudad santa de la Meca, las arenas del desierto se convirtieron en dardos afilados para su caravana, con lo que tuvieron que dejar atrás más de la mitad de la carga. Cuando consiguió llegar al Delta del Nilo, estaba a punto de embarcar y un mercader le ofreció un pequeño frasco de alabastro que contenía esencia de almizcle, y él, viendo que volvía sin el perfume de su querida Hafsa, accedió a comprarlo por un precio altísimo. El comerciante le contó que la concentración era muy densa; tenía que venderlo para poder pagar las dos cabras que sus nuevos hijos necesitaban para alimentarse. Su mujer se sentiría muy triste por haber perdido el mejor regalo de bodas que tuvo, pero los dos gemelos necesitaban más leche de la que un pecho pequeño y primerizo podía dar.
Cuando padre llegó de pagar sus impuestos en la alhóndiga, nosotros ya sabíamos que venía, pues mi mejor esclava Almés, le había visto desde lo alto del alminar.
Ahora evoco el día en que mi amado puso sus manos en el frasco de olor y supo enseguida por la brisa que le trajo las nuevas; que yo le estaba dando mi más preciado tesoro; ésa fue la primera noche en la que mi cuerpo y su cuerpo se unieron bajo el más perfumado naranjo del arrabal nº 4.
Todavía, mientras te lo cuento amiga y hermana, mi piel se eriza de alegría con el contorneo de la hulla, al ser acariciada por este cálido viento embriagador que nos entra por la ventana.

13 Comments:

At 30 noviembre, 2006 07:33, Blogger La hormiguita said...

Es precioso.

Besos

 
At 30 noviembre, 2006 13:13, Blogger Javier said...

Este relato tuyo está totalmente perfumado. Mmmmmmmmm, qué bien huele.

Una delicia, de verdad.

 
At 30 noviembre, 2006 18:13, Blogger almena said...

Cómo dominas el estilo!
Está precioso.

Un abrazo!

 
At 03 diciembre, 2006 01:32, Blogger Edem said...

Si... deberias seguirlos. Quizá podrias hacer mas cuentos arabes. Me ha encantado, pero sobre todo, lo que me ha gustado es que, con pocas palabras, me metes en la piel de los personajes.
Sentí el desierto bajo mis pies, y sentí a Hafsa vibrar de emocion y amor.
Sigue con ello, tu talento es inmenso.
Gracias por pasarte por mi blog, noamanda. Si no te importa, me gustaria poner un enlace tuyo en el mio.
Un saludo de Edem

 
At 03 diciembre, 2006 11:45, Blogger Zuriñe Vázquez said...

Me sigue gustando. De vez en cuando tendríamos que enviar mensajes recuperando vocabulario tan hermoso que hemos dejado atrás y que evoca miles de sensaciones. Estupenda idea.

 
At 03 diciembre, 2006 14:40, Blogger Noa- said...

La esencia del perfume entre tus letras.

Saludos

 
At 04 diciembre, 2006 18:36, Blogger Charles de Batz said...

Precioso texto, Noamanda, leno de ternura y sensibilidad. Con tu permiso seguiré pasándome por aquí.
Salud

 
At 05 diciembre, 2006 19:40, Blogger Nekane said...

Fragante, cálido, denso y liviano...
Cargado de arenas, lunas y sentimientos. Mecido por sueños y anhelos de luz
Es que viviendo donde vives...
Un beso ;)

 
At 06 diciembre, 2006 14:04, Anonymous Anónimo said...

Saludos desde el Caribe, Zenia en

http://imaginados.blogia.com

Muy sentido el post. Hermoso el cerezo. Es tan estimulante cuidar y mimar a una planta.
Tengo cinco, dos de ellas son begonias. Cuando las veo crecer y abrir sus flores siento como si yo misma renaciera.
De las plantas fluye una energìa positiva que hace un gran bien al alma.

 
At 06 diciembre, 2006 21:57, Blogger Manuela said...

Hermosas líneas.

 
At 08 diciembre, 2006 18:28, Blogger Francisco Ortiz said...

Pues lo haces bien, qué duda cabe, ambientándolo muy adecuadamente. Yo seguiré leyéndote.

 
At 09 diciembre, 2006 01:15, Blogger Perséfone said...

Que belleza! hermosas letras, que mas decir...

Abrazos.-

 
At 12 diciembre, 2006 14:14, Anonymous Trini said...

Como los cuentos de las mil y una noches...

Preciosos estos "Cuentos de Hafsa"
Enhorabuena

Un abrazo

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home